lunes, 17 de julio de 2017

Civiles bajo fuego en la playa del Milagro - junio 1811

Durante la última semana de junio del año 1811, numerosos grupos formados por hombres, mujeres y niños bajaron hacia la playa del Milagro. Sin embargo en aquellos días, bajar a la playa nada tenía que ver con la ociosa actividad que representa actualmente, ya que el mar significaba la última oportunidad de sobrevivir escapando de la ciudad.

Mapa que demuestra la trayectoria de los disparos de cañón contra el punto del Milagro

En 1811 el destino hizo que las bombas cayeran sobre Tarragona durante el cruel asedio napoleónico y desgraciadamente, la punta del Milagro también se había convertido en objetivo de los cañones del ejército francés. La gente se escondía entre las rocas esperando su oportunidad de ser evacuada por mar, sin embargo, la zona se hallaba en el punto de mira de la artillería situada al pie del muelle en el puerto.

Un participante en la defensa, el comodoro Codrington, de la Marina Real Británica, describió lo que vio allí: “Las pobres mujeres con sus niños y los heridos que bajan y se esconden entre las grietas de las rocas a la espera de ser evacuados, esperan con paciencia y a veces toda la noche la posibilidad de subir a uno de nuestros barcos. Se convierten ellos en el objetivo constante del fuego enemigo, de cañones y morteros que les pueden alcanzar.
La maldad que utilizan en el ataque revela el carácter de los franceses y el tipo de guerra que llevan a cabo. Observamos impotentes como es contra esta gente a quien dirigen su fuego cuando la mala mar ni siquiera permite que nuestros botes se acerquen. El fuego contra nuestros barcos puede ser legítimo en guerra, pero cuando se dirige a la evacuación de mujeres y niños, es como disparar a la gente que sale a enterrar a sus muertos.”


Esta escena insólita se desarrolló durante la evacuación de los civiles que habían quedado atrapados en la ciudad sin los medios suficientes para poder pagar a los  dueños de barcos privados. Así pues, como alternativa, las barcazas de la Royal Navy no dudaron en rescatar a esa pobre gente de una muerte segura y miles de personas fueron cargadas en los buques de guerra y fragatas de la escuadra para posteriormente ser trasladadas a otros pueblos en la costa. Sin embargo aquello no pudo evitar tragedias, ya que durante la evacuación, algunos botes de remo fueron alcanzados por el fuego enemigo. Uno de ellos, una barcaza de la nave HMS Blake, fue alcanzada y hundida por una bala de cañón que dejó muerta y mortalmente herido a una madre y su bebé.


Durante las mismas operaciones de rescate, otra lancha de la fragata inglesa HMS Centaur recibió otro impacto, que en el batir de un ojo la atravesó, dejando así un trágico rastro de destrucción. Se lee en la documentación de la época que un marinero llamado Henry Bakebury murió en el acto, mientras otros cuatro hombres y varios civiles a bordo fueron heridos gravemente. El cuaderno de bitácora del H.M.S. Centaur, recuerda: “la lancha regresó con los tenientes Ashworth y Hughes gravemente heridos, David Toole mortalmente herido y Henry Bakebury muerto.”

Cuaderno de bitácora del Centaur. Escrito delante de Tarragona en 1811

El Capitán John White del HMS Centaur sentía aquella pérdida y escribió en su informe – actualmente se encuentra en los National Archives de Londres- los siguientes detalles sobre estos hechos:

“Lista de muertos y heridos pertenecientes al nave de su majestad Centaur, en acción con las tropas francesas en la playa cerca de Tarragona, 28 de junio 1811:
La lancha del nave Centaur – 2 muertos, 3 heridos

Oficial herido
Mr. Henry Ashworth, Teniente, peligrosamente

Marineros muertos y heridos
Henry Bakebury, marinero ordinario.
David Toole, idem.

Heridos
John Hughes, intendente, perdió su brazo izquierdo.
William Lubec, Marinero ordinario, ligeramente herido en el hombro.

Total
2 marineros muertos, 1 teniente, 1 intendente y 1 marinero heridos.”

(Firmado)  John C White, Capitán.

Al pie de hoja, añadía: “Junto con esta lista suplico permiso para añadir que el excelente carácter y conducta del teniente Ashworth me hace sentir más intensamente su actual sufrimiento. Hay motivos de peso para creer que la peligrosa herida en la rodilla causada por bala de cañón puede hacer necesaria su amputación. (…)”

A la 1 de la madrugada el marinero ordinario David Toole, sucumbió a sus heridas. A las 7 de la mañana los cuerpos de Henry Bakebury y David Toole fueron arrojados al mar según la costumbre.


Así fue como sucedió uno de los últimos y dramáticos episodios del asedio de Tarragona. 

martes, 3 de enero de 2017

Deltebre I: En busca del nombre del barco.

En primavera, un equipo del CASC (Centre d'Arqueologia Subaquàtica de Catalunya) viajará a Londres en busca de documentos que revelen el nombre del barco que fue mostrado en la exposición llamada “Deltebre I”.


Durante siete años excavaron minuciosamente donde había naufragado este buque de transporte británico, hundido después de haber participado en el asedio de Tarragona de 1813 durante la guerra contra Napoleón. Sin embargo, durante ese tiempo no se halló ninguna pista sobre su nombre.

Gracias a los informes y cuadernos de bitácora consultados hasta ahora en los National Archives de Kew de Londres podemos conocer bastantes detalles de lo sucedido durante los días que anteceden el naufragio e incluso durante las operaciones peligrosas de salvamento marítimo. 

Ver este artículo:
Según la documentación original solo fueron cuatro barcos de transporte los que naufragaron delante de la isla de Buda. Una quinta embarcación se trataría de una cañonera pequeña. Todas las demás naves, de un total de once que embarrancaron durante una tormenta fueron reflotadas, incluyendo el Albiona (barco que sale erróneamente en la lista del CASC). 
Extracto de un documento del agente de transporte Withers, del Royal Navy.
Expone la lista completa de los barcos hundidos.
Así que los barcos candidatos que pudieran tratarse del Deltebre I son:
Magnum Bonum (municiones)
Southampton (municiones)
Alfred (infanteria)  
Harlequin (caballos)

Ahora bien, con la ayuda de los documentos y un análisis de la carga encontrada en el Deltebre I, podemos acotar la búsqueda a dos de los barcos de esta lista. Parece evidente que era uno de los dos buques que transportaba municiones, ya que el barco encontrado estaba cargado con abundante cantidad de ellas: balas de cañón, obuses, balas de mosquetón, piedras de chispa y barriles de pólvora.
Así pues, quedaría eliminado el Alfred cuyo cargamento era dos compañías de soldados del décimo regimiento de infantería, los North Lincoln, ya que no se encontró ningún botón o insignia de este regimiento sino botones e incluso túnicas del Royal artillery, junto a un botón del séptimo regimiento de infantería de línea francés.

No viajaban franceses abordo, por lo tanto podemos estar casi seguros de que dicho botón se trataría de un souvenir recogido cerca del Fortín del Oliva en Tarragona, zona en la cual la artillería británica situó una batería de cañones dos semanas antes del naufragio. Dos años antes, en 1811, el séptimo (del General Salme) asaltaba la Oliva. Quedarían todavía señales y restos esparcidos por tierra de aquel asedio anterior.


También queda eliminado el Harlequin, ya que existe muy poca evidencia de pertrechos de caballo entre el material encontrado.

Esto nos deja con dos candidatos, o bien el Magnum Bonum o el Southampton.

Una pista que probablemente seguirán los arqueólogos del CASC procede de una placa encontrada con el nombre: D. Chambers, que podría tratarse del capitán del barco.

Personalmente, creo que el Deltebre I se podría bien tratar del Magnum Bonum debido a que en la exposición se pudo ver una bomba de aciche de grandes dimensiones que se usaba para intentar reflotar el barco. Según el cuaderno de bitácora del HMS Fame, - un barco de guerra que participaba en las operaciones de rescate -, nos consta que el capitán Bathurst escribió: “a las 14:00h del día 23 de junio 1813 se hundió el Magnum Bonum, llevando consigo la bomba de achique del Fame.”

Bomba de achiche encontrado en el Deltebre I

Extracto de una carta escrita abordo el Magnum Bonum por un oficial de Royal Artillery






domingo, 6 de noviembre de 2016

La Milicia de Tarragona. Jornadas Tarragona 1800 (octubre 2016) 30 segundos de Video.

Durante la recreación histórica la milicia de Tarragona entra en acción, formando una linea de fuego contra el enemigo francés.

video

V jornadas Históricas Tarragona 1800 (FOTOS)


Las Jornadas de divulgación histórica de Tarragona 1800 contaron con una cincuentena de actos durante el fin de semana del 22 y 23 de octubre 2016. A través de ocho temáticas diferentes y cinco espacios, todos baluartes existentes en el Paseo Arqueológico, el público podía ver y participar en las actividades.

Ver una pequeña parte de las fotos:

Competición de rapidez de carga y disparo. El ganador, Ismael, a la izquierda.






Con soldados del 95º británico. Tiradores con rifles Baker


Vienen los franceses






Pelotón de fusilamiento. En la guerra muchas curas lucharon contra los franceses armas en mano. 




Los franceses toman la ciudad







Ingleses. Infantería y Infantes de Marina



Asalto nocturno de las murallas 









La programación de actividades de las Jornadas






FIN






martes, 13 de septiembre de 2016

Visita guiada - 1811, el setge de Tarragona - Santa Tecla

17 y 18 de septiembre 2016 coincidiendo con las fiestas de Santa Tecla.

10.30 h, des del portal del Roser, Itinere. Visita guiada. 1811, el setge de Tarragona. Adam Gerard Quigley, investigador d’arxius britànics, ens ofereix un relat inèdit dels tràgics fets de la Guerra del Francès passejant per les Muralles, el pla de la Seu i els carrers de la Part Alta. Una visita guiada plena d’anècdotes, documentació i imatges. 

Informació i reserves: itinere@turismedetarragona.com - 977 239 657. 

Preu: 9 €; reduït, 7 €; nens (de 6 a 12 anys), 4 €. Places limitades.

Organitza: Itinere

Visita en Castellano



Fotos del 18 de septiembre 2016









Fotos de una visita guiada anterior: